Saturday, January 19, 2013

Trastorno bipolar y de personalidad limítrofe, no son iguales

Alguien que leyó mi artículo anterior sobre el Síndrome de Personalidad Limítrofe, me pregunta si acaso no es lo mismo que el Trastorno Bipolar.

 La pregunta es pertinente por cuanto ambos trastornos comparten algunas características similares que pueden confundirles.

En el tastorno bipolar ocurren cambios extremos en el ánimo de la persona, que pasa de la depresión a la manía, caracterizándose a ésta como un tremendo empuje de energía, una andanada de pensamientos y verborragia, y no sentir necesidad de dormir. Los bipolares pasan de sentirse muy bien a sentirse angustiados, abatidos, en cuestión de minutos.

Ambos trastornos, el bipolar y el de personalidad limítrofe, se caracterizan por hacer que las pesonas actúen a impulsos, que puede llevarles a conducir en forma riesgosa, a gastar dinero descontroladamente, a mantener relaciones sexuales riesgosas, a comer en exceso y hasta a abusar de sustancias y autoinfligirse daños.

Tal vez una caricatura de lo que es una persona así, lo muestra la serie de episodios cómicos mexicanos titulados "La novia bipolar" que pueden bajar de YouTube.

Me excuso por el lenguaje extremadamene soez allí empleado, pero es el lenguaje popular y de confianza entre una pareja de mexicanos. Notarán que la mal hablada es ella, en tanto su novio es un individuo calmo, que se expresa siempre correctamente. Los personajes están bien marcados, para señalar las diferencias, pero es un buen ejemplo --aunque exagerado-- de cómo actúa una persona con trastorno bipolar, respecto de una pesona normal.

También las personas bipolares acuden muchas veces a las drogas ilegales o al alcohol para de alguna forma sobrellevar sus situaciones, pero eso no hace más que empeorarlas.

Entre tanto, hay importantes diferencias. Según los expertos, el trastorno bipolar es producto de una alteración cerebral, en tanto que el síndrome de personalidad limítrofe se debe a un problema emocional.

La persona bipolar cambia de estado de ánimo en cuestión de instantes, pasando de la felicidad a la depresión, o a la ira y la ansiedad, y eso le puede durar unas horas. A lo sumo un día.

En la persona con trastorno de personalidad limítrofe, sus cambios de sentimientos, enfoque, relacionamiento y ánimo son más duraderos, persisten. Lo típico es que sean personas erráticas, incongruentes, incoherentes, impredecibles.

Estas personas pueden funcionar muy bien en ciertas áreas de sus vidas, pero tienen serios problemas en otras.

He encarado estos temas  --además de que la psicología me apasiona-- porque considero que es importane conocerlos para entender a la persona con alguno de estos trastornos, y si notamos que los tiene, ayudarle a superarlos o sobrellevarlos de la mejor manera posible.

Lo que menos queremos es que la persona arruine su vida, pero tambén debemos cuidarnos de que no nos arruine la nuestra.

Como siempre digo, un tratamiento a tiempo es el mejor camino para encauzar estas situaciones que deben ser miradas con compasión y sentido humano solidario.



enigma

Textos protegidos por derechos de autor

No comments:

Post a Comment